Goodbye ACTA

El acuerdo contra la falsificación y la piratería es rechazado de forma definitiva en el Parlamento Europeo.

El tratado internacional anti-piratería ACTA (Anti-Counterfeiting Trade Agreement) impulsado inicialmente por Estados Unidos para la persecución de la piratería y protección de los derechos de propiedad intelectual ha sufrido un duro golpe para su aplicación a nivel mundial.

A este tratado, suscrito por Estados Unidos, Australia, Canadá, Japón, Marruecos, Nueva Zelanda, Singapur y Corea del Sur en octubre de 2011, se adhirió en enero de 2012 la Unión Europea, aunque la adhesión estaba supeditada a la posterior ratificiación por el Parlamento Europeo, que como comentamos lo acaba de rechazar por amplia mayoría

En este sentido tras una reciente votación ACTA ha sido rechazada por 478 votos en contra, 39 a favor y 165 abstenciones dejando claro para los europarlamentarios que es una respuesta inadecuada a un problema real y que de aprobarse supondría un atentado a la privacidad de los consumidores, las libertades y la libre circulación de información.

Tras varios años de negociaciones clandestinas, presiones de la industria del contenido y de paises como Estados Unidos, el rechazo del Parlamento Europeo es en buena parte consecuencia de la participación de la opinión pública europea, que tras conocer las consecuencias ha venido desarrollando todo tipo de acciones y movilizaciones en contra de su aprobación.

Pese a que este importante reves alimentará el rechazo de ACTA en otros países como Australia o Estados Unidos donde cada vez son más las voces en su contra, a buen seguro nacerán otras iniciativas que persigan el mismo objetivo.

Advertisements

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.