Las licencias Creative Commons, diez años estableciendo un nuevo orden ético

 La organización sin animo de lucro celebra una década de la publicación de un hito histórico en opinión de los expertos que hacen balance positivo.

Con el objetivo de permitir a los autores una mayor libertad de elección sobre la distribución de su obra, el proyecto sin animo de lucro Creative Commons centraba su objetivo en permitir utilizar y compartir la creatividad mediante una serie de instrumentos jurídicos de carácter gratuito. Es todo un hito histórico para los derecho de autor, hasta entonces sujetos a un sistema arcaico. Hoy domingo 16 de diciembre cumple diez años el nacimiento de la primera licencia, un hecho que representa una gran evolución y cuyo resultado ha sido muy positivo.

La fiebre ‘Copyleftera’ se ha extendido por todo el planeta haciendo de las Creative Commons (CC) la principal herramienta de todo un movimiento global que busca nuevas formulas de relación entre creadores y usuarios, aprovechando las posibilidades que ofrece la revolución tecnológica, mas aya del copyright y los tradicionales derechos de autor.

Desde hace una semana se lleva celebrando la publicación de la primera licencia mediante una serie de eventos a lo largo y ancho del planeta. Son muchos los beneficios que ha aportado. Ya que el el copyright no se respeta. Lo bueno que tienen este tipo de licencias es que hace que el conocimiento se difunda a una mejor manera y se puedan viralizar mejor los contenidos.

La ética de cada uno. Ejemplo de ellos es el reciente éxito en Internet Gangnam Style, que ha dado la vuelta al mundo gracias a las versiones parodiadas del baile del artista coreano. Desde YouTube hasta la fama. El copyright hace lo contrario: que los autores no quieran que se toque nada de su contenido, también se añade que no siempre se cumple con los parámetros de las CC, ya que hay usuarios que no citan la fuente original. Es poco por la ética de cada uno, critican expertos, aunque piensan que se esta cambiando la manera en como comunicamos y en la que compartimos contenidos.

Hay que revisar todas las leyes de derechos de autor. Los expertos coinciden en que hay que repasar los derechos de autor tradicionales y piden buscar vías alternativas a los ingresos de toda la vida para aportar valor añadido.

Otro ejemplo de ello es la experiencia de un escritor cualquiera que obtiene un éxito atronador por la publicación de un libro y se beneficia de su viralidad monetizando otros trabajos derivados como la realización de cursos o dando conferencias.

En definitiva, estas licencias representan un paso adelante, en opinión de Bernardo Gutiérrez, periodista y autor del libro escrito bajo CC. Suponen un cambio del viejo modelo a un modelo digital, dice. Es algo histórico, apunta este experto quien se muestra convencido que han permitido de una manera legal que cada autor haga lo que quiera con su obra porque tiene la voz. A su juicio, establecen un nuevo orden ético en el desorden que puedan llegar a tener el mundo digital con los derechos de autor clásicos.

Este intento de aplicar la filosofía del copyleft que permite la libre circulación de copias y versiones modificadas de una obra ha permitido que autores de diferentes ámbitos creativos se den a conocer.

Advertisements

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.